Etiquetas

, ,

Fuente: www.infocop.es

La salud mental, familia, terapia familiar. Conceptos que van de la mano. La salud mental afecta a la familia y la familia afecta a la salud mental de cada uno de los miembros. Porque las cosas no suelen ser lineales, como nos han enseñado desde pequeños, son circulares.

Si a mi padre le diagnostican Alzheimer, por ejemplo, mi salud mental va a quedar afectada como cuidador. Y si no cuido mi salud mental, si no hago algo para cambiar, también afectará a los cuidados que le daré a mi padre, no serán los adecuados y, por tanto, mi padre empeorará.

Otro ejemplo, si mi familia empieza a no cumplir correctamente con sus funciones, comienza a ser un caos: discusiones, posibilidad de ruptura, crisis familiares inesperadas, poca comunicación… Es más que posible que alguno de los miembros de mi familia (normalmente el más vulnerable, el que más le importa, el que menos capacidad tiene para expresar sus emociones) comience a tener problemas de salud mental. Pongamos, ansiedad, por ejemplo. Y esta ansiedad, afectará a mi familia, que, a su vez influirá de nuevo en la ansiedad de mi familiar.

Para ello surgió la Terapia Familiar, para mejorar la salud mental, entendiendo a la familia como un sistema y como enfoque, ayudando a recuperar el equilibrio y los roles de cada uno de los miembros. En este blog pretendemos aportar nuestro granito de arena, de cómo podemos mejorar y prevenir para que la familia sea el mejor recurso, mejorando la comunicación y la relación entre los miembros. Todo por y Para las Familias.

Para cualquier consulta no dudes en ponermos en contacto con nosotros aquí o déjanos un comentario

Anuncios