¡¡Construyendo una identidad positiva!!

Grupo para niños adoptados entre 9 a12 años

En el servicio de Terapia Familiar del Gabinete de Logopedia Profesional, “Para las familias”, vamos a dar comienzo a un grupo para niños adoptados entre 9 y 12 años. Si ya la adolescencia es una etapa llena de cambios, para vuestros hijos aún es más importante.

Foto cartel

Descárgate el CARTEL y el FORMULARIO. Lo puedes envíar a terapiafamiliar@gabinetelogopedia.com 

En nuestra experiencia trabajando con grupos de menores adoptados, vemos como el grupo de iguales es una herramienta muy potente y positiva, que les ayuda a sentirse cómodos hablando de estos temas, pues se sienten comprendidos y entendidos por otros niños con historias similares y les ayuda también a saber comportarse en grupo, en un grupo en el que no se les va a juzgar académicamente y se les va respetar tal y como son.

Pero este grupo solo funcionará con un trabajo previo y coordinado desde el equipo de terapeutas con los padres. Vosotros sois la principal herramienta de seguridad y confianza para vuestros hijos.

Por ello, si estáis interesados en que vuestro hijo participe de esta experiencia, primero  se llevará a cabo una entrevista personal con vosotros, para explicaros detalladamente lo que se realizará en cada una de las sesiones, y para poder hablar de vuestros hijos, de los aspectos que os preocupan, de su historia.

El pasado de vuestros hijos es parte importante de ellos mismos, por lo que habrá que aprender a respetarlo y a referirse a él de manera sensible a los sentimientos que en ellos ocasionan. El grupo estará compuesto por un mínimo de 5, y un máximo de 8 niños con dos profesionales que trabajarán con ellos.

En los grupos es muy importante la constancia y la participación de todos, por ello sólo se realizarán 2 sesiones al mes de una hora y se comenzará en noviembre y se finalizará en mayo, para que el curso escolar no sea un obstáculo para poder asistir.

A los padres se os entregará en la entrevista personal la programación de cada una de las sesiones, para que sepáis en todo momento el contenido, y porque será importante el trabajo previo con vuestros hijos en casa.

A final de curso, os haremos una devolución de cómo se ha sentido vuestro hijo durante el curso.

CALENDARIO:

Durante el mes de octubre se realizaran las entrevistas personales de inicio con los padres (imprescindible la asistencia de ambos padres)  y en junio las devoluciones.

Las sesiones se realizarán los jueves de 18:00 a 19:00 horas en el gabinete. Importante la puntualidad !!

Las funciones de la familia

Etiquetas

,

Dentro de nuestro monográfico de la familia, queremos ahora centrarnos en las funciones que debe cumplir para garantizar una mínima funcionalidad. Las funciones que ha tenido la familia a lo largo de la historia han ido evolucionando adaptándose a los cambios sociales. Son muchas las funciones que se le otorgan:

• Reproductora
• Económica
• Educadora
• Recreativa
• Socializadora
• De seguridad

Minuchin (1982) las agrupa en dos:

1. Protectora. Una protección biopsicosocial de todos los componentes. Para poder cumplir esta protección, es necesario hacer las acciones necesarias para poder nutrir, dar afecto, cuidados y una estimulación adecuada entre los miembros. Que los padres creen un espacio que permita a los hijos construir un apego seguro que nos ayudara a cumplir la siguiente función.
2. Transmitir la cultura y valores de la sociedad. Es decir socializar y educar a sus miembros para que tengan un lugar en el mundo y que puedan ser autónomos. La construcción de la identidad y establecer relaciones adecuadas, van a ser fundamentales para cumplir esta función
Funciones de la Familia

Podemos observarlas, ambas funciones, como un continuo en el que nos debemos mover en función de la etapa evolutiva en el que se encuentre la familia, encontrando el punto adecuado en cada momento. Un exceso en cada uno de los polos puede crear fácilmente escasez en el otro, poniendo en peligro la funcionalidad del sistema.

¿Cuál serían para ti las funciones de la familia?

5 razones para entender a la familia como un sistema:

Etiquetas

, , ,

Los sistémicos entendemos a la familia como un sistema. Esta relación nos ha permitido entender el funcionamiento de una familia de otra forma. Ver cómo los problemas dentro de una familia pueden tener un por qué y un significado dentro de un grupo tan particular, con una historia e identidad propia. Queremos compartir con vosotros 5 razones que demuestran que la familia es un sistema

  1. La definición de sistema (conjunto de elementos en interacción dinámica organizados en función de una finalidad), casa a la perfección con una posible definición de familia:

• Elementos: Los miembros de la familia (los padres, los hijos, los abuelos…) cada uno con sus peculiaridades que les hacen diferentes y con cosas en común que les hace ser de un mismo grupo.
• Interacción dinámica: Estos miembros se comunican y se relacionan con el interior y con el exterior de su sistema. Acordaos que es imposible no comunicarse
• Organización: Todo organizado con reglas y una estructura familiar concreta.
• Finalidad: La familia tiene una dirección y unos fines, donde está la supervivencia de su sistema y de sus miembros.

2. La dinámica de los sistemas. La familia, como todo sistema abierto, necesita de un dinamismo para su subsistencia. Se consigue gracias a la retroalimentación o feedback. Cuando un miembro de la familia o el sistema realiza una acción, necesita una información “de vuelta” sobre esa acción. Si la respuesta es favorable será un feedback positivo (y nos lleva al cambio) y si la respuesta es desfavorable será un feedback negativo (que nos lleva a la estabilidad). En los sistemas necesitamos un cierto equilibrio entre la estabilidad y cambio.

3. Concepto de totalidad. Si un miembro del sistema sufre un cambio, afecta al resto y al propio sistema. Si en una familia, un hijo comienza a tener una enfermedad crónica, va a afectar al resto de los miembros de la familia y a la familia en sí.

4. Circularidad. Estamos acostumbrados a pensar de forma lineal. Una causa produce un efecto concreto. Pero en un sistema el efecto pasa a ser causa y la causa efecto, sin saber que fue lo primero y qué lo segundo, si “A” afecta a “B”, “B” también afecta a “A”. Este cambio de visión nos permite hacer cambios donde antes no se han intentado, teniendo resultados distintos y consiguiendo el cambio de la pauta disfuncional en una familia.

5. Concepto de equifinalidad. Un mismo resultado puede depender de distintos orígenes. Y viceversa, diferentes resultados tener un mismo origen.

En el slideshare tenéis ejemplos y fotos para entenderlo mejor.

¿Qué razones tienes tú para pensar que la familia es un sistema?

¿Se te ocurren ejemplos cotidianos que demuestren que tu familia es un sistema?

LA FAMILIA EN “PARA LAS FAMILIAS”

Etiquetas

La familia, un grupo primario. Conjunto de personas afines, con relación de parentesco. Elemento fundamental en la sociedad. Donde aprendemos a querer y a ser queridos, donde aprendemos nuestros valores, lo que es correcto y lo que no, en definitiva un aspecto primordial para nuestra inclusión en la sociedad.
Sobre la familia, se han escrito infinidad de libros y artículos de todo tipo: sociólogos, historiadores, antropólogos, psicólogos, políticos, religiosos… ¿Qué es familia? ¿Qué no es familia? No intentamos entrar en un debate tan intenso. Ni hacer una definición perfecta de lo qué es.

La familia en “Para las Familias”, es nuestra unidad de intervención, mejor dicho, el sistema en el que intervenimos. Y es un sistema porque es un conjunto de miembros en interacción, organizados de una determinada forma; donde lo que le ocurre a uno, le influye directamente al resto (y viceversa); porque tiene una historia propia; porque cada familia es distinta a las demás, es única; porque en un sistema, el resultado final es mucho mayor que la suma de los individuos (igual que en cada familia).
Y por tanto, con estas características, con su sentido de pertenencia, el vínculo que une a sus miembros, con toda su fuerza, en “Para las Familias”, creemos que es un recurso, el mejor recurso para sus miembros, tanto para resolver los problemas como para prevenirlos.
Para ello, ayudamos a aquellas familias que creen en sus posibilidades, en su potencial, en aquellas que buscan el cambio, que quieren superar las adversidades que se encuentran en el camino. Ayudamos a capacitarlas para que sean el mejor recurso. Y, además, sepan que son el mejor recurso.
Generando un ambiente de acogida, un ambiente de escucha, un lugar donde crecer juntos. Aunque, al principio, no quieran venir todos. Sencillamente hacemos Terapia Familiar.

V JORNADAS ARAGONESAS DE POST ADOPCION

V Jornadas Aragonesas de Postadopción (1)

ZARAGOZA,

16 Y 17 DE NOVIEMBRE 2012

Este fin de semana, se han celebrado en el Centro Joaquín Roncal – Fundación CAI-ASC, las quintas Jornadas Aragonesas de Post Adopción, organizadas por AFADA (Asociación de Familias Adoptantes de Aragón, fundada en el año 2000, que está integrada por un grupo de padres y madres que han adoptado o están en proceso de adopción)

En esta ocasión, el tema a tratar ha sido la Intervención Terapéutica tanto en Adopción como en Acogimiento.

Los diferentes ponentes, han compartido sus diferentes metodologías a la hora de intervenir con menores adoptados y acogidos que sobre todo al llegar la adolescencia presentan dificultades de adaptación.

Destacar la importancia que todos ellos han dado a realizar un trabajo en red desde una mirada Ecosistémica, incluyendo en la intervención Terapéutica tanto a padres como a hijos, alternando en la intervención sesiones individuales, familiares y grupales, teniendo en cuenta 3 focos de atención:

– El menor, (realizando una evaluación exhaustiva)
– Los padres (Analizando sus habilidades y Capacidades Parentales)
– El contexto

Maryorie Dantagnan, psicóloga y psicoterapeuta infantil de origen chileno, ha resaltado la importancia de establecer una buena relación con los padres, apoyándoles, revisando sus historias de vida, para poder trabajar con lo que ella denomina “gatilladores de los padres” e intervenir desde este punto de vista ecosistemico.

A lo largo de los años, los profesionales que nos dedicamos a trabajar en la post adopción, hemos ido aprendiendo la importancia que tiene trabajar con los menores y sus familias, estableciendo una relación terapéutica que les proporcione seguridad para poder realizar una buena práctica, apoyando y promoviendo la resiliencia

Falsos TDA-H en Niños Adoptados

Uno de los entornos en lo que comúnmente encontramos erróneos diagnósticos de TDA-H es en niños adoptados, sobre todo en niños de adopción internacional que han llegado a sus familias después de los tres o cuatro años de edad.

Debemos tener claro cuales pueden ser algunas de las razones por las que el niño posiblemente tenga dificultad para centrar la atención:

1. Un niño que llega a una nueva familia no va a poder dar prioridad a su atención en actividades como las escolares porque tiene dos principales intereses que resolver primero:
– Desarrollar un vínculo afectivo con su familia
– Asimilar todos los estímulos nuevos a los que acaba de enfrentar

Para consolidar un buen vínculo con su familia, tiene que sentirse seguro en su ambiente, pasar mucho tiempo con ellos, jugando, empezando a comprender el funcionamiento de la familia y alguna de sus normas de convivencia. Después, comenzará a relacionarse con otras personas de su entorno (familia extensa, amigos, vecinos…) y cuando ya se sienta seguro en casa, podrá comenzar a desarrollar estos vínculos en el colegio.
Además, tenemos que tener en cuenta que el niño ya tiene unas experiencias vividas (la mochila de la que siempre hablamos en adopción), y posiblemente tenga que encontrar un hueco para guardar a su nueva familia, y en muchas ocasiones, primero encontrar otro hueco donde situar a su familia biológica.
Los nuevos estímulos que de pronto se han presentado en su vida le llaman la atención, y seguramente le encantaran, pero es un exceso de información por el que a veces se sentirá saturado; No solo es una nueva familia en una nueva casa, también es un nuevo idioma, nuevas caras a diario, nuevas comidas, nuevas costumbres, nuevos juguetes…Todo ello le genera curiosidad y alegría, por lo que a veces es demasiado impaciente, nervioso y movido, y otras veces, se siente cansado de aprender e incorporar tanta información a su nueva vida, y deja de prestar atención.

2. Una vez empieza a asistir al colegio, debemos tener paciencia, dejarle tiempo, ayudarle y comprenderle, sin dejar de observar su adaptación, su relación con los compañeros y su motivación.

Es lógico que al principio le cueste más trabajo alcanzar el ritmo de la clase, cuando además suele existir retraso académico. Primero necesitará sentirse seguro, comprendido y a gusto en este nuevo espacio. Sin embargo, debemos tener en cuenta que, aunque su intención sea buena, no siempre consiga mantener la atención en la actividad. Antes de pensar directamente en TDA-H, habrá que valorar si es debido a una falta de hábito: es probable que nunca antes haya estado escolarizado. No tenga la costumbre de sus compañeros de mantenerse sentado, escuchando las instrucciones del profesor. La atención también es un hábito, por tanto, deberemos enseñarle en primer lugar simplemente a atender.

3. El paso a Primaria.

Cuando ya parece que el niño ha superado el desnivel académico, se relaciona con normalidad con sus compañeros, es obediente, realiza las tareas y obtiene buenos resultados, resulta que llega Educación Primaria y pasadas unas semanas, el profesor nos informa de la falta de atención del niño.
Uno de los motivos puede ser preocupación por algún asunto personal, que no se sienta integrado en el grupo, que tenga alguna inseguridad (miedo al abandono al separarse más horas de su familia). Seguramente sea un problema pasajero que podremos solucionar a tiempo, con ayuda y trabajo a su lado.
Pero sin duda, el motivo por el que estas conductas se repiten con mayor frecuencia suele ser consecuencia de un problema de lenguaje, especialmente si han tenido que incorporar un idioma nuevo.
Suele sorprendernos que esa sea la razón por la que estén surgiendo problemas, porque nos ha fascinado la rapidez con la que aprendieron el idioma, pero el lenguaje no solo consiste en comunicarse. Un niño necesita aproximadamente un año y medio para aprender un nuevo idioma, integrarlo y saber manejarlo con destreza. Y es en Primaria cuando comienza hacerse un uso mucho más preciso del lenguaje. Será una primera herramienta básica para continuar aprendiendo, solo en la asignatura de lengua, sino en todas.
Esta dificultad hará que se frustre y acabe perdiendo interés. Su atención y motivación acabarán siendo negativas. A veces necesitará comportarse en clase de alguna manera diferente para sentirse atendido por el profesor y sus compañeros.
Es lógico, que las dificultades de aprendizaje acaben ocasionando problemas de conducta, pues es la manera de manifestar su incomprensión, su desmotivación y su falta de autoestima.
Por tanto, si no estamos pendientes de esta importante transición, estamos colocando los cimientos sobre una base inestable

Con todo esto, no pretendo afirmar que ningún niño adoptado pueda ser diagnosticado de TDA-H. Por supuesto, también existe una posibilidad de que pueda serlo, de hecho hay muchos casos. Pero sobre todo en el período de adaptación, no debemos aventurarnos en diagnosticarlo precipitadamente.
Ya sea un TDA-H, un problema de lenguaje o cualquiera de los mencionados, los profesionales, maestros y padres, deben ser conscientes del esfuerzo que supone para el niño, y de la comprensión y ayuda que necesita para evitar que repercuta en su autoestima.
Todos debemos trabajar en equipo y el niño logrará superar esas dificultades, incluso si está apropiadamente diagnosticado de TDA-H.

Elena Pueyo

Salud Mental y Familia

Etiquetas

, ,

Fuente: www.infocop.es

La salud mental, familia, terapia familiar. Conceptos que van de la mano. La salud mental afecta a la familia y la familia afecta a la salud mental de cada uno de los miembros. Porque las cosas no suelen ser lineales, como nos han enseñado desde pequeños, son circulares.

Si a mi padre le diagnostican Alzheimer, por ejemplo, mi salud mental va a quedar afectada como cuidador. Y si no cuido mi salud mental, si no hago algo para cambiar, también afectará a los cuidados que le daré a mi padre, no serán los adecuados y, por tanto, mi padre empeorará.

Otro ejemplo, si mi familia empieza a no cumplir correctamente con sus funciones, comienza a ser un caos: discusiones, posibilidad de ruptura, crisis familiares inesperadas, poca comunicación… Es más que posible que alguno de los miembros de mi familia (normalmente el más vulnerable, el que más le importa, el que menos capacidad tiene para expresar sus emociones) comience a tener problemas de salud mental. Pongamos, ansiedad, por ejemplo. Y esta ansiedad, afectará a mi familia, que, a su vez influirá de nuevo en la ansiedad de mi familiar.

Para ello surgió la Terapia Familiar, para mejorar la salud mental, entendiendo a la familia como un sistema y como enfoque, ayudando a recuperar el equilibrio y los roles de cada uno de los miembros. En este blog pretendemos aportar nuestro granito de arena, de cómo podemos mejorar y prevenir para que la familia sea el mejor recurso, mejorando la comunicación y la relación entre los miembros. Todo por y Para las Familias.

Para cualquier consulta no dudes en ponermos en contacto con nosotros aquí o déjanos un comentario

Qué es la Terapia Familiar

 

La Terapia Familiar es una forma de intervención psicoterapéutica que entiende a la familia como un sistema. Para nosotros la familia es mucho más que la suma de sus miembros. Es su historia, su identidad, sus reglas, su pertenencia, sus relaciones.

 

Sabemos que lo que le ocurre a uno de sus miembros, repercute en los demás y, por ello, cuando trabajamos con una familia evaluamos sus debilidades y sus fortalezas; analizamos sus amenazas y sus oportunidades; todo para un fin: capacitar a la familia para que sea el mejor recurso para cada uno de sus miembros, para que cada crisis familiar sea una oportunidad para el cambio.

 

Y el hecho de trabajar con toda la familia como perspectiva nos sirve para que estos cambios sean duraderos, sean consensuados y positivos. Porque una familia capacitada sabe prevenir los problemas que puedan surgir y resolver los imprevistos. Mejorando la comunicación y la relación entre los miembros. Todo por y Para las Familias.